Publicaciones


Inicie sesión para visualizar los artículos completos


Revista SVCOT


REVISTA VENEZOLANA DE CIRUGIA ORTOPEDICA Y TRAUMATOLOGIA 1992 24 1

18/07/2016

Fracturas diafisiarias de fémur y tibia tratamiento con clavo intramedular autobloqueado de grosse-kempf

Dr. Luis Cueche, Dr. Nino Taricani, Dr. J. Antonio Tuccella

Cueche L, Taricani N, Tuccella J A. Fracturas diafisiarias de fémur y tibia tratamiento con clavo intramedular autobloqueado de grosse-kempf. Rev Venez Cir Ortop Traumatol 1992; 1992; 24(1):27-31

El éxito del enclavado intramedular comenzó con la Segunda Guerra Mundial, con los trabajos publicados en 1940, por el Dr. Gerhard Kuntscher, y cuyo principio se basa en el bloqueo dinámico o elástico de un cilindro de acero ranurado longitudinalmente y forma de trébol en sentido transversal dentro de un canal óseo rígido. El bloqueo elástico lo confiere la curvatura del hueso, la suficiencia del clavo y las irregularidades en el canal medular, sin embargo este bloqueo sólo se produce cuando se fijan fracturas a nivel del istmo. El Continente Americano descubre este método en el año 1945, a través de prisioneros de guerra, que regresaban de Europa con fracturas de Fémur y Tibia. Es de hacer notar que otro principio del Dr. Kuntscher fue la introducción del clavo a cielo cerrado y en un extremo del hueso distante al foco de la fractura.