Publicaciones


Inicie sesión para visualizar los artículos completos


Revista SVCOT


REVISTA VENEZOLANA DE CIRUGIA ORTOPEDICA Y TRAUMATOLOGIA 2002 34 1

16/07/2016

Consolidación de las fracturas diafisarias estables de tibia tratadas ortopédicamente con yeso vs ortesis…

Dr. Jorge Valero, Dr. José Campagnaro

Valero J, Campagnaro J. Consolidación de las fracturas diafisarias estables de tibia tratadas ortopédicamente con yeso vs ortesis. Rev Venez Cir Ortop Traumatol 2002; 2002; 34(1):45-54

“Las fracturas de la diáfisis de la tibia son las más frecuentes del organismo, diversas características anatómicas de este hueso hacen que tanto el pronóstico como el tratamiento de sus fracturas sean en ocasiones especialmente complejas. La fractura diafisaria del peroné tiene menor trascendencia 18. 9 .” Desde 1999 al 2001 fueron tratados 34 pacientes con fractura diafisaria de tibia, 28 pacientes del sexo masculino representando el 82.4% y 6 del sexo femenino con un 17.6%, en edades comprendidas entre los 16 a 50 años de edad. Según la clasificación AO, las fracturas Tipo 42 A1.2 representaron el 35.3 % de estos pacientes; el diagnóstico se basó en la clínica y los estudios imagenológicos como los rayos X simple. No se evidenció consolidación viciosa en aquellas fracturas de tibia tratadas con Ortesis, la movilidad del tobillo no se vio afectada en un 70.6%, brindando resultados excelentes. La atrofia muscular representó un 83.3% en los pacientes tratados con yeso Sarmiento. El acortamiento de O a 0.5 mm en aquellos pacientes tratados con Ortesis fue considerado como excelente según los criterios de Johner y Wruhs's, no siendo así para aquellos pacientes tratados con yeso Sarmiento. La deserción de sus actividades (trabajo, estudio) fue más notoria en los pacientes tratados con yeso Sarmiento, además se observó que la tibia izquierda fue la más afecta con un 67.6%. Los resultados finales satisfactorios de la fractura diafisaria de la tibia se rigen en los siguientes criterios establecidos por Augusto Sarmiento: a) Consolidación de la fractura sin sepsis. b) Ausencia de consolidación viciosa o deformidad angular que sobrepase una angulación en valgo de 10°, una angulación en varo de 5°, una angulación antecurvatun o recurvatun de 10° y un acortamiento de 1 cm. c) Movilidad normal de la rodilla debe ser de O a 5° en extensión y 110° de flexión, la movilidad del tobillo 10° de dorsiflexión y 30° de flexión plantar.