Publicaciones


Inicie sesión para visualizar los artículos completos


Revista SVCOT


REVISTA VENEZOLANA DE CIRUGIA ORTOPEDICA Y TRAUMATOLOGIA 2002 34 2

16/07/2016

La artroscopia en el diagnóstico y tratamiento de las lesiones de la cadera: reporte de los primeros 53 casos

Dr. Gabriel Khazen, Prof. James Richardson

Khazen G, Richardson J. La artroscopia en el diagnóstico y tratamiento de las lesiones de la cadera: reporte de los primeros 53 casos. Rev Venez Cir Ortop Traumatol 2002; 2002; 34(2):109-112

La artroscopia de cadera ha sido reconocida últimamente como una herramienta adicional muy útil en el diagnóstico y tratamiento de la patología de esta articulación. La localización profunda de la cadera y la proximidad de estructuras neurovasculares importantes, hacen la inserción y maniobrabilidad de los instrumentos artroscópicos mucho más difíciles, limitando así el campo visual. El propósito de este trabajo fue describir la experiencia de este centro, en el diagnóstico y tratamiento de la patología de la cadera por vía artroscópica. MATERIALES Y MÉTODOS: Se evaluaron 53 pacientes entre 1996 y 1998, con edades entre 21 y 51 años. A 22 pacientes se les realizó con fines diagnósticos y a 31 con fines terapéuticos. Se consideró como mejoría de los síntomas, a la referencia del paciente y un aumento mínimo de 20 puntos en la Escala de Cadera de Harris. RESULTADOS: La artroscopia de cadera fue un excelente método diagnóstico en nuestros pacientes con dolor de cadera refractario a tratamiento y sin causa aparente del dolor antes del procedimiento. Los pacientes con cuerpos intraarticulares libres, torceduras del rodete glenoideo y sinovitis resultaron muy beneficiados con este método terapéutico, no así los pacientes con detritus articular por osteoartrosis. Como complicaciones apreciamos un paciente con impotencia sexual y otro con lesión del nervio Ciático Poplíteo externo, que se recuperaron antes de los dos meses postoperatorios. CONCLUSIÓN: La artroscopia de cadera es un excelente método diagnóstico en pacientes con dolor de cadera, cuando la clínica y los métodos diagnósticos no invasivos no son concluyentes; y en el tratamiento de sinovitis, lesiones del rodete glenoideo y remoción de cuerpos libres de la articulación.